La oxígeno-ozono terapia es sumamente eficaz  para aliviar, mantener o regenerar la piel, sin efectos secundarios. Los usos de ésta van desde la dermatología clínica, hasta la medicina estética; desde la cicatrización de una herida de pie diabético, hasta los cuidados diarios para mantener una piel firme, luminosa y tersa en rostro y cuerpo. La ozonoterapia no enmascara los defectos de la piel, normaliza sus funciones naturales y estimula su propio trabajo.

Cómo actúa la ozonoterapia en tu piel

Cuando la crema ozonificada penetra en tu piel:

Consecuencias

  1. Se genera una oxigenación profunda en tu piel y un aumento de los antioxidantes que metabolizan a los radicales libres y los transforman en agua y oxígeno (O2);

Donde hay oxígeno no hay enfermedad

Células sanas e hidratadas

  1. se activa la formación de aminoácidos que constituirán el colágeno;

Fibras de colágeno sanas = firmeza en la piel

  1.  se mejora el metabolismo celular;

Evita el envejecimiento

  1. se modula la respuesta inflamatoria, evitando edemas;

Adiós arañitas en la piel e inflamaciones

  1.  se estimula hasta tres veces más el drenaje linfático diario, que se lleva las toxinas eliminadas por las células;

Acción purificadora

  1. estimula la respuesta inmune de tu piel;

Previene infecciones

  1.  tiene una actividad germicida, pues provoca la ruptura oxidativa de la membrana de virus, bacterias y hongos;

Combate infecciones

  1. y potencia 30% más la eficacia de los otros activos contenidos en las cremas porque permite que lleguen a capas más profundas de la piel.

Mayor eficacia de los activos

Cómo usamos el ozono para nuestros cuidados diarios de la piel

Lo usamos a través de cremas y aceites ozonificados y terapias de ozonoforesis. Para mantener la piel saludable y renovada:

  • Aplicaciones diarias de cremas ozonificadas en bajas dosis y combinadas con activos especialmente benéficos para cada parte de la piel (contorno de ojos, rostro, cuerpo) y momento del día.
  • Terapia de ozonoforesis tres o cuatro veces a la semana, para potenciar el efecto de los activos y por el beneficio de la terapia misma.

Para quemaduras en la piel, heridas, infecciones, reacciones alérgicas superficiales, picaduras de insectos, heridas y abrasiones:

  • Aplicaciones de aceite ozonificado al 4% puro.