¿Es la ozonoterapia un tratamiento nuevo?

Desde hace más de 100 años, el ozono se usa para purificar el agua en el mundo; seguramente ya has tomado agua purificada con ozono porque la mayoría de las purificadoras utilizan este método. La historia del ozono para uso médico ha sido diferente. A pesar que desde hace 125 años empezaron a descubrir sus múltiples beneficios para la salud, no fue sino hasta hace unas décadas, gracias al invento de nuevos materiales anticorrosivos y otras tecnologías, que se pudo construir un aparato para producir ozono con las especificidades médicas necesarias para facilitar la aplicación del tratamiento, y con las precisiones requeridas en la investigación científica. A partir de entonces, los resultados clínicos en varios países demuestran que el ozono introducido al organismo en pequeñas cantidades tiene gran eficacia en el tratamiento de diversos padecimientos y una notable ausencia de daños colaterales.

El uso del ozono en el tiempo

El uso del ozono en el tiempo

El uso del ozono en el tiempo

1840

Christian Friedrich Schönbein descubre el ozono en su laboratorio en la Universidad de Basel, Suiza.

1857

Werner von Siemens desarrolla los primeros generadores de ozono en Alemania.

1870

Primer reporte conocido del uso médico del ozono, para purificar la sangre, en Alemania.

1880

El Dr. Kellog se convierte en el primer estadounidense en utilizar el ozono, en saunas, para el tratamiento de la difteria.

1885

Se publica el libro “Ozono”, del doctor Charles J. Kenworthy, donde se detalla el uso del ozono con fines terapéuticos.

1893

Se instala la primera planta tratadora de agua que utiliza el ozono para desinfección, en Holanda.

1896

Nicolás Tesla patenta su primer generador de ozono.

1898

Se funda el Instituto de Terapia de Oxígeno en Berlín.

1900

Se constituye la empresa Tesla Ozone Company que vende generadores de ozono y aceite ozonificado. Cien años después, sus máquinas siguen funcionando.

1902

J.H. Clarke reporta el uso del ozono con éxito para tratar la anemia, la diabetes, la influenza, las llagas formadas por el cáncer y la tos.

1911

El doctor Noble M. Eberhart reporta el uso del ozono en el tratamiento de la tuberculosis, anemia, asma, bronquitis, fiebre del heno, diabetes y sífilis.

1914-1918

Durante la Primera Guerra Mundial se utiliza el ozono para tratar heridas, gangrena y envenenamiento por gas.

1926

El doctor Otto Warburg del Kaiser Institute en Berlín anuncia que la causa del cáncer es falta de oxígeno a nivel intracelular. Recibe el premio Nobel de medicina en 1931 y nuevamente en 1944.

1929

Se publica en Estados Unidos el libro “El ozono y su acción terapéutica”, donde se describen 114 enfermedades y cómo aplicar el tratamiento con ozono.

1932

El dentista suizo E.A. Fisch utiliza el ozono para tratar caries.

1933

La Asociación Médica Americana, presionada por la industria farmacéutica, busca suprimir cualquier tratamiento que compita con la medicina convencional. El tratamiento con ozono comienza a caer en desuso en Estados Unidos.

1935

Erwin Payr demuestra en Alemania el efecto curativo del ozono sobre las heridas.

1953

El doctor Hans Wolff comienza a utilizar ozono, entrena a varios colegas y escribe el libro “Ozono médico”.

1957

El doctor J. Hansler patenta un generador de ozono que sustenta la expansión de la ozonoterapia alemana hasta el presente. Hoy más de ocho mil médicos alemanes utilizan la ozonoterapia.

1990

Médicos cubanos anuncian con éxito el tratamiento del glaucoma, la conjuntivitis y la retinitis pigmentosa con ozono.

1992

Médicos rusos revelan sus técnicas para tratar con ozono, con resultados sorprendentes, a las víctimas de quemaduras graves.

2005

Los rusos documentan el uso del ozono en dermatología y cosmetología.

2007

Rusia documenta el uso del ozono en ginecología y obstetricia, traumatología y tratamiento de quemaduras graves. Ese mismo año Rusia se convierte en el primer país en regularizar e implementar la ozonoterapia a nivel nacional.

2010

Se emite en España la “Declaración de Madrid sobre la Ozonoterapia”, que firman 28 asociaciones nacionales y federaciones internacionales de ozonoterapia de África, América, Asia y Europa. Se trata del primer documento consensuado en la historia sobre el ozono para uso médico. Se traduce a once idiomas.

2014

Se presenta en México la iniciativa de ley para la regulación de la ozonoterapia en la Cámara de Diputados.

2017

El ozono se utiliza regularmente en la salud en Alemania, Francia, Italia, Rusia, Rumania, República Checa, Polonia, Hungría, Bulgaria, Israel, Cuba, Japón, México y algunos estados de Estados Unidos. La ozonoterapia está presente en casi todos los países del mundo.

¿Dónde se practica la ozonoterapia?

El tratamiento médico con ozono está muy extendido en el centro de Europa, pero es en Alemania, Austria y en Suiza donde se practica de forma habitual. Hoy, solamente en Alemania mas de ocho mil médicos utilizan la ozonoterapia. Italia ha sido la precursora del tratamiento de la hernia discal con ozonoterapia, Rusia y Cuba tienen una larga investigación en el tema y resultados exitosos que compartían con sus países aliados. Además, se han creado sociedades médico-científicas de ozonoterapia en Alemania, Francia, Austria, Suiza, Cuba, Italia, España, entre otras, con el fin de promover y apoyar los numerosos estudios y congresos internacionales que de forma periódica se celebran.

Actualmente el uso de la ozonoterapia se extiende a la mayoría de los países de mundo.